Tuve que llenarme de poesía para devolver todo lo que me fue dado….Hay amor por todos lados. Hay desorden. Hay rebeldía contra el tiempo. Magali Vidoz


Si aceptamos que hay muchos tipos de viajes (y lo vamos a aceptar por que la mente tiene que ir abriendo), la escritura es un viaje que une a muchas personas alrededor del mundo.

Cuando empecé con esto del blog  mi cabeza le daba vueltas y vueltas  a todas esas ideas que se me arremolinaban una tras otra sin mucha coherencia, no se si les ha pasado alguna vez que el hecho de tener tanta cantidad de información sobre un mismo tema almacenado en nuestros discos duros nos puede llegar a bloquear de una manera brutal.

Hasta que me topé con el blog de Magali Vidoz (caminomundos) y empecé a poder hilar todos esos pensamientos locos para poder convertirlos en palabras.

Maga es escritora, viajera y cuidadora de casas de personas ajenas practicando el House sitting. Experta en crear dinámicas creativas y retos que se escriben de muchas maneras. Sus post más reciente de su desafío de desintoxicación del facebook son maravillosos (de verdad, id corriendo a leerlos).

El primer día que llegue a ese blog que convertiría en lectura de cabecera para mi me quedé toda la noche leyendo, era como si todas esas cosas que yo no me atrevía a preguntarme en voz alta estuvieran plasmadas allí delante de mis sorprendidos ojos de una manera bella y poética.

To love en realidad es redundante, amor es algo que está pasando siempre

Después de un año con este proyecto y de leerme enteritos miles de post de un montón de cosas que hay que hacer para triunfar en el ciber mundo, he decidido quedarme con la escritura (y que pase lo que tenga que pasar). De Maga aprendí a hacerla un refugio y una casa para habitar, que no dependa de nuestro lugar geográfico, aprendí también a inventar ciudades y a re-describir las que ya había visto.

Ya he hablado de ella en el post de cosas que me inspiran y ahora os cuento porque tenéis que leer Memorias de luz.

Leyendo: Memorias de la luz 1

Cuando Maga condenso a todas sus voces en un librito con globos aerostáticos fui toda loca y eufórica a comprármelo. Me llego a casa en color azul, y encontré la historia de un viaje que a la vez fue muchos viajes.

Le digo: fui la encargada de cuidar las palabras verdaderas. Cleanning the feeling fields

Memorias de la luz no es en ningún caso una guía de viajes convencional (o si?).

Es un diario de viaje en donde quemamos todo y lo volvemos a narrar. Puedes estar allí, con ella en sus pensamientos, mientras recorría ItaliaTurquía y ponía los pies al sol en Bulgaria.

Me lo he llevado a todas partes porque es un libro para viajar, tanto si estas sentado en el sillón de tú casa, como si decides explorar la sierra madrileña.

Se me ha antojado borrarles la memoria a los guías de turismo, para que sean sus propias historias las que cuenten esta vez, porque suplantar a la mujer real por una de nombre incierto no es tan difícil y por qué entonces las piedras sobrevivirían más fácilmente a nuestras propias muertes

Al final de leerlo me ha quedado una sensación de búsqueda, ¿que es lo que busco-construyo cuando viajo?

¿Son historias que van desde dentro o quiero vivir el paisaje que ya se ha contando tanta veces?

 Es para todos, para los que viajan, para los que se quedan (por que quedarse también es parte del movimiento) y para los que piensan en irse en algún momento.

Es una recopilación de pensamientos que te invita a entender que la vida no es como nos la imaginamos sino como va pasando, somos las preguntas que nos hacemos, somos los lugares que visitamos y a veces somos esas personas que pasaron y nos trasformaron.

La importancia de encontrar diversidad en el mundo me lleva a buscar obsesivamente los que se diferencian, los que marcan su propio camino, Maga creo un mundo bajo sus propias reglas al que se puede acceder leyendo las lineas de poesía que se encuentran en Memorias de la luz.

Yo con esta obra lo que me pregunto es: ¿Como se puede escribir tan bonito?

Los sellos en mi pasaporte no significan nada. No reflejan mi viaje espiritual, el reconocimiento, la extravagancia en la cual he vivido estos meses…….Vuélvete infinita, universal